Los cónyuges de ciudadanos estadounidenses o de residentes legales permanentes pueden obtener el estatus de residente sobre la base de la relación marital. Si ambos cónyuges están en los Estados Unidos y el extranjero cumple con los requisitos de elegibilidad, el Ajuste de Estatus puede ser posible – lo que permite a la pareja el permanecer juntos en los Estados Unidos a través de todo el proceso.

Para inmigrar a través del matrimonio, tiene que existir un matrimonio legal. Esto significa que todos los matrimonios anteriores deben haber sido terminado por divorcio, anulación, o la muerte del cónyuge anterior. El matrimonio debe haber sido legal en el lugar donde se llevó a cabo. Para muchas parejas, esto no es un problema, pero en los casos de primos, parejas del mismo sexo, o de un individuo transgénero, es un tema que amerita investigación.

USCIS examinará su relación para asegurarse de que el matrimonio no tuvo lugar solamente para propósitos de inmigración. Esto se hace a través de la documentación, pero también se le pedirá que vaya a una entrevista.

Tracie Klinke ha comparecido con cientos de parejas ante el USCIS. Ella tiene la experiencia para guiarlo a través de los tipos de preguntas que le pueden hacer y para que el proceso no le resulte tedioso.

Continuar, leer más 


¿Preguntas? Haga clic aquí para llamar o escribirnos hoy.