El Proceso Consular es apropiado cuando el beneficiario reside en el extranjero, o si él o ella no pueden solicitar el Ajuste de Estatus (Formulario I-485) en los Estados Unidos.

El Proceso Consular comienza después de que el beneficiario ha recibido la aprobación de su petición de inmigrante, tal como un I-130, por ejemplo.

Cuando se aprueba una petición tal, el caso se transfiere al Departamento de Estado de los EE.UU. para ellos concertar una entrevista en la Embajada o Consulado de EE.UU. en el país de residencia del beneficiario. Una vez aprobada la visa de inmigrante, el beneficiario entra en los Estados Unidos como residente legal permanente.

Continuar, leer más 


¿Preguntas? Haga clic aquí para llamar o escribirnos hoy.